Tiempo de lectura: < 1 minuto

A partir de las 10:00, y hasta las 16:00, un ferry navega el río Minho y hace de puente entre Caminha y A Guarda, llevando de un lado al otro carros, viajeros y peregrinos con vieiras colgando de sus mochilas.

A las 15:42, y a las 17:02, va y viene una barca especial que lleva um sol de outra cor, un vento que non esquece como soprar, e uma chuva que canta os verdes.

A las 17:27, al terminar su jornada, el barquero vuelve al medio del Minho y duerme bajo el agua, con todo y barca, y espera la hora de su próximo turno, con calma, soñando coas linguas do mar e da ría.

Por si quieres leer más

Deja una respuesta